Control de Legionela en Asturias

Tratamientos preventivos y curativos para la legionela

985 09 30 92

Legionela

La Legionella es ubicua y se puede encontrar, en pequeñas concentraciones, en aguas superficiales de ríos, lagos, etc., desde donde puede llegar a la red de distribución de agua e incorporarse a dispositivos de riesgo como las torres de refrigeración y condensadores evaporativos, etc.


En estas instalaciones, si están mal diseñadas, sin mantenimiento o este es inadecuado, la Legionella encuentra condiciones idóneas de temperatura (20-45 ºC) y nutrientes para su multiplicación hasta concentraciones infectivas para el ser humano. Si en la instalación existe algún sistema productor de aerosoles, la bacteria puede dispersarse en el aire incluida en pequeñas gotas de agua (aerosoles) y, de esta forma, puede penetrar por inhalación en el aparato respiratorio de las personas.

Las instalaciones que más frecuentemente se encuentran contaminadas con Legionella y han sido identificadas como fuentes de infección son los sistemas de agua sanitaria, caliente y fría; las torres de refrigeración y condensadores evaporativos; los spas y jacuzzis.

Control de Legionela Asturias

Controlamos cualquier tipo de plagas en Asturias

Procedimientos para el control de la Legionela

Síntomas de la Legionela

La legionela o la enfermedad del legionario es una enfermedad que afecta a los pulmones y a las vías respiratorias. En consecuencia, sus síntomas tienen que ver con las dificultades en la respiración, aunque también se presentan otros de carácter más general. Estos son los síntomas más frecuentes de la legionela:

  • Malestar generalizado e indisposición general
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre, escalofríos y temblores
  • Dolor muscular y articular y rigidez
  • Dolor de pecho y dificultad para respirar
  • Tos seca e improductiva
  • Tos con sangre
  • Diarrea, náuseas y vómitos
  • Problemas de equilibrio

En general, los síntomas van empeorando durante los primeros seis días y, después, empiezan a reducirse a lo largo de otros cinco días.

El tratamiento consiste en el uso de antibióticos para frenar la infección tan pronto como se sospecha que la enfermedad puede estar en marcha. También suelen incluirse líquidos para la deshidratación y, en ocasiones, oxígeno.

legionela asturias
legionela Asturias

Prevención de la Legionela en Asturias

La legionela es una enfermedad causada por la bacteria Legionella. Esta bacteria suele encontrarse en los sistemas de agua y refrigeración o calefacción que funcionen con agua. Sobreviven cómodamente en ambientes cálidos y húmedos, por lo que estos lugares son propicios para su aparición.

No es una enfermedad que se contagie de persona a persona, por lo que la mejor prevención contra la legionela consiste en mantener limpios los sistemas de agua y refrigeración, a fin de que la enfermedad no se propague.

Para ello, utilizamos diferentes tratamientos de limpieza y desinfección que buscan acabar con la Legionella en los diferentes sistemas del edificio. Siempre cumpliendo con el Real Decreto 865/2003, que establece los criterios higiénicos y sanitarios para enfrentar la Legionella.

Con ello, el riesgo de que la legionela se propague es mínimo, puesto que, como decimos, no se contagia de persona a persona (no tiene otras formas de propagarse).

Tratamiento contra la Legionela

El tratamiento contra la legionela, como decíamos, consiste en la limpieza y desinfección de todos los lugares en que puede proliferar la Legionella. Es decir, sistemas de refrigeración, ventilación y aguas que haya en el edificio. Con ello, es suficiente para evitar que esta enfermedad se propague.

Además, conviene señalar que esta es una bacteria que tiende a proliferar en épocas cálidas. No es frecuente que aparezca en invierno. Por lo tanto, conviene que el tratamiento contra la legionela se inicie en primavera, cuando empieza a hacer mejor tiempo, para evitar cualquier sorpresa desagradable.

Sobre cómo la Legionella puede llegar a los diferentes sistemas de cualquier edificio, las causas pueden ser múltiples, por lo que no pueden prevenirse en la práctica. Lo mejor es mantener los sistemas limpios y desinfectados y ya está. Ir un paso más atrás resulta prácticamente imposible.

Legionela Asturias